fbpx

Julio Carrero Gutiérrez

Sentía un vacío y una necesidad de cambiar, porque veía que era siempre lo mismo y no salía de ese círculo vicioso en mi vida. Y unos días después conocí de “casualidad” a una chica que fue por la cual a través de ella me llevo a la iglesia y me habló de Jesús.  Desde entonces no he dejado de ir, llevo 4 años de convertido a Cristo. Ahora lo que consideraba gente desconocida un tiempo atrás, es actualmente mi familia en Cristo. Tengo tanto que agradecer a Dios que mi mayor anhelo es servirle a Él e invertir mi vida en buscar su Reino. Todo lo demás no me importa pues Él  es lo principal en mi vida.