Nuestro mensaje

El sentido de la vida

Somos creados como personas racionales. Podemos realizar contactos entre nosotros, y esto se refleja en nuestro propio comportamiento,  un ejemplo es el pensar sobre el sentido de la vida. Las relaciones tiene un sentido. Nosotros estamos convencidos de que nuestro profundo destino está en la relación que tengamos con Dios. Él fue el que creo todo, no para que nosotros  escogiéramos el dirigir nuestra propia vida, sino que vivamos en comunicación con Él. No solo en esta vida sino que también después que  vivamos y por la eternidad.
stappen1

Experiencia con Dios

La gran mayoría de las personas no se dan cuenta de que hay mas entre el cielo y la tierra, pero es porque muchas personas nunca han tenido una experiencia personal con Dios.  La razón para ello es porque existe un problema entre nosotros y Dios.  El problema consiste en nuestro pensamiento y nuestra forma de actuar. Puede ser que como personas tengamos muchas cosas buenas, pero si tu miras la gran miseria que hay en el mundo, te darás cuenta de que como  seres humano no tenemos una armonía ideal con la gente que vive a nuestro alrededor. Esto lo puedes ver a gran escala, pero también en nuestra propia vida. Aunque nosotros hagamos cosas muy buenas frecuentemente  tenderemos estar con miras a buscar  nuestro propio beneficio. Y esto es lo que crea un problema entre unos y otros, pero también entre el hombre y su creador, Dios.
stappen2

Lo siento

Una buena conversación resuelve frecuentemente los problemas fácilmente, al menos si el problema no es muy grande. Por ejemplo en el caso de un crimen, en este caso no es tan sencillo. La víctima o la familia de la víctima no están satisfechos con oír un simple “lo siento” de  parte del agresor. Aunque tu tengas toda la  comprensión debida por lo sucedido, de todas maneras quieres de que el culpable reciba un castigo bien merecido.  Ahora bien. ¿Qué tan grande el problema para Dios? ¿Es suficiente decir “Dios lo siento”, o hay que hacer algo más?

 

El castigo merecido

Cuando Dios creó el mundo todo estaba bien hecho y en armonía. El hombre recibió la responsabilidad de cuidar de este mundo. Mientras el hombre tuviera una buena relación con Dios no habría muerte y el hombre viviría eternamente con Dios.

Pero el caso es que ahora hay mucha miseria en el mundo. Dios nos hace responsables por nuestras faltas,  individuales  y colectivas, por la miseria de este mundo, porque nosotros no somos diferentes a otras personas.  Esta maldad también se ha introducido sutilmente en nuestro ADN. Dios llama a esto, pecado y lo llevamos dentro, tal como si fuera un crimen. Solamente con decir “lo siento” no es suficiente para Dios. El castigo con el cual Dios está satisfecho es de que nosotros muramos y que estemos en la eternidad fuera de SU presencia.   La consecuencia sería de que no quedaría nadie al final. ¿Existe alguna alternativa para solucionar esto?

 

Restablecimiento

¡Dios nos dio la solución al problema!  La solución es el sacrificio de una persona inocente. Alguien el cual no merecía castigo alguno, alguien que quisiera llevar la culpa de otros. ¿Quién haría tal tontería? ¿Existe alguien que sea completamente inocente?

Solamente Jesús. Por amor a este mundo Dios en Jesús tomo cuerpo de hombre. El vivió la vida tal y como Dios quiso que fuera. Él no tenía maldad en Su  ADN. Durante Su vida Él convivió con aquellas personas que fueron rechazadas por la sociedad, El denunció  las malas prácticas del sistema clerical y habló sobre un nuevo Reino de amor. Los líderes espirituales de ese tiempo querían matarle. Aun así Él no fue víctima de ellos ya que Él se entregó así mismo para ser sentenciado y llevado a la muerte. Él bajo a la eterna oscuridad y de esta manera Él se sacrificó por nosotros.

stappen4

¿Problema resuelto?

Aun antes de que nosotros le pudiéramos pedir, Dios realizó esto en un paso de 33 años. Fue su propia iniciativa. Pero a pesar de eso Dios quiere que nosotros seamos cocientes de que esto también es necesario para nosotros individualmente. ¿Hás llegado hasta este punto? ¡Tienes que hacérselo saber a Dios!  Por ejemplo, tu lo puedes hacer repitiendo estas palabras:

Hoy quiero que Tu vengas a mi vida.

Yo no soy mejor que otras personas.

 Yo quiero pedir perdón por todos mis pecados (errores).

La ofrenda de Jesús fue necesaria también por mi.

Estoy feliz de saber que TU tienes la solución.

 

Adopción

Como víctima o familiar de una víctima de un crimen sucede, y no así porque si, de que años después tu llegas a ser un gran amigo del agresor.  Para Dios esto completamente distinto. Él se da a conocer por medio de la Biblia completa. Él, creador y Rey del universo, el máximo poder espiritual, nos quiere adoptar como hijos suyos. Él quiere tener una relación con nosotros, tan íntima como si fuera un matrimonio. Si tu lo permites, Él quiere guiar tu vida por medio del Espíritu Santo.  ¿Te atreverías? Tu puedes repetir la siguientes palabras y decirle a Dios:

Yo quiero abrir mi corazón por Ti.

Quieres entrar a vivir en mi corazón por medio del Espíritu Santo y renovarme en lo interior.

 Enséñame a seguirte en obediencia

 Enséñame a leer la Biblia y a comprenderla.

 Gracias por hacerme conocer que yo puedo recibir fuerzas para ser hijo de Dios.

 Yo dejo mi vida en tus manos .